Por fortuna no tengo a nadie cercano contagiado con Covid19, pero si lo tuviera le pediría a un médico de confianza que le recetara el remedio del doctor Richard Bartlett, un esteroide usado desde antiguo para aliviar el asma, que se llama budesonide o budesonida (pero puede tener otro nombre que cualquier doctor conoce, seguramente, porque es común aplicarlo para el asma, que afecta a alrededor del siete por ciento de la población).

El doctor Bartlett, de Texas, ha atendido a centenares de personas afectadas por el Covid19 desde marzo hasta el 2 de julio, cuando expuso públicamente su tratamiento en una entrevista televisada que he visto varias veces. En cuatro meses no tuvo un solo paciente fallecido. Pocas sesiones de cinco minutos aspirando el esteroide bastaron para mejorar. Y ya desde la primera sesión hubo alivio, porque disminuye la inflamación pulmonar que dificulta la respiración.

El mismo tratamiento se aplica generalizadamente en Taiwán, con 24 millones de habitantes y sólo siete fallecidos por la pandemia; Japón, con 124 millones de habitantes y mil muertes por esa causa; Singapur, con doce muertes e Islandia, con diez. En ninguno de esos países, por tanto, ya es amenaza el Covd19, porque saben la cura, que es sencilla y barata. No necesitan vacuna. No tienen el problema. No encierran ni confinan a su población, porque mueren menos personas por ese virus que por la gripe común. Por consiguiente, no sufren crisis económico-social.

¿Por qué en Chile no se ha aplicado ese remedio ni el país se ha librado del virus? Porque nadie me hace caso. Yo recomendé el tratamiento el 10 de julio. Es que la buena salud tiene mala prensa. El budesonide o su equivalente farmacológico no es barato, pues cuesta $ 150 mil, pero ahorra la hospitalización. Además, abunda en las farmacias y el tratamiento es tan sencillo e indoloro como respirar.

Si Leonardo Farkas se comunicara con el doctor Bartlett y hasta lo trajera al país, y se aplicara su remedio, los chilenos afectados por el Covid 19 comenzarían a sanar en los siguientes días, los hospitales y clínicas comenzarían a vaciarse, las cuarentenas deberían alzarse y la vida nacional recobraría su normalidad. Es decir, tendríamos a los comunistas destrozando todo en las noches y la Plaza Baquedano volvería a ser arrasada por los vándalos, los comercios destruidos, los supermercados saqueados y las estaciones del metro y las iglesias de nuevo incendiadas. Y Piñera volvería a entregar todo a los rojos. El Chile normal de antes de la pandemia.

Claro, a lo mejor la revolución roja desataría una guerra civil, pero con contendientes de ambos bandos sanos y sin miedo a contagiarse con el virus. 

Si el país sanara de éste gracias al mecenas, “Farkas presidente” sería inatajable en 2021. Sus retratos con los salvados del Covid19 serían “grito y plata”, como decía Michelle del delantal blanco y del estetoscopio en su primera presidencia.

¿Pruebas en apoyo de la factibilidad de lo que estoy diciendo? Vean las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins sobre Japón, Taiwán, Islandia y Singapur en materia de Covid19. Que un periodista siga por unos días la evolución de un enfermo grave de Covid19 sometido a cinco días de tratamiento respiratorio con budesonida o su equivalente y luego dejando la clínica o el hospital en cuestión de días.

De paso, debo decir que el doctor Bartlett no niega los efectos positivos del uso de hidroxicloroquina, pero sostiene que el tratamiento con el antiasmático es más efectivo.

Otro tema es si quienes manejan a la opinión pública del país admitirían quedarse de un día para otro sin la pandemia, que les ha dado un público cautivo de millones.

Pero a las personas que sufren la enfermedad les recomiendo encarecidamente consultar con su médico el uso de este remedio que las va a sanar. Y si él no se lo receta, cambien de médico. Pues no tiene efectos colaterales, es conocido por más de veinte años y, desde la primera vez que lo aspiren, les va a permitir sentirse mejor y, por cierto, a quienes estén en mayor riesgo les salvará la vida.

Ahora, si no lo quiere hacer Farkas, en una de éstas a Piñera se le puede ocurrir. Remontar en las encuestas no le vendría mal. Pero debería soportar la idea de salvarse gracias a una sugerencia mía.

Libertar.cl intenta proporcionar contenido relevante que refleje el gran respeto que Partido Independencia tiene por la verdad y la libertad. Si bien estamos sustancialmente de acuerdo con todos nuestros autores, no siempre reflejan los valores y principios del Partido Independencia. Visite el sitio web del Partido Independencia para obtener más información sobre nuestros principios y objetivos.