El whatsapp del PADE 2000 de la Universidad de los Andes me ha servido para revivir la definición de la Ineptocracia, que hace años comenté en este blog y que es el sistema político-económico-social vigente en Chile.

Fue definido por el filósofo francés Jean d’Ormesson en los siguiente términos: “La ineptocracia es el sistema de gobierno en el que los menos preparados para gobernar son elegidos por los menos preparados para producir; y los menos preparados para procurarse su sustento son regalados con bienes y servicios pagados con impuestos confiscatorios sobre el trabajo y la riqueza de unos productores en número descendente; y todo ello promovido por una izquierda populista y demagoga que predica teorías que sabe que han fracasado allí donde se han aplicado, a unas personas que sabe que son idiotas”.

El problema es que los ineptócratas son demasiados y ambiciosos y quieren acceder a cargos públicos de lucimiento y muy bien rentados, pues los que hay se les han hecho pocos. Es decir, “hay demasiados caciques y pocos indios”. Entonces han debido crear cada vez más puestos de baja exigencia, mucha figuración y alta renta. 

Así, han tenido que inventar los “gobernadores”, que no existían por innecesarios, porque en el sistema presidencial los Intendentes representan al Presidente de la República. 

Pero como los cargos de diputados, senadores y alcaldes no alcanzaban para tantos ambiciosos y ambiciosas de alta figuración, entonces inventaron estos “gobernadores” para satisfacer a caciques y cacicas postergados. Lo cual ha conducido a un intríngulis institucional: en las regiones encabezadas por opositores al Presidente no funcionará el régimen presidencial. Parte del país siempre va a estar gobernada por la oposición y otra por el gobierno. Quiero ver ese caos.

Es que es preciso tranquilizar a los aspirantes a figurar, cuyo común denominador es que todos creen que algún día serán presidentes y sólo necesitan visibilidad financiada por el erario para que la gente los oiga y los vea, se sienta irrefrenablemente atraída por ellos y los eleve a la primera magistratura.

A todo esto, mientras más caciques hay, menos indios votan cada vez, pues no se interesan por la hoguera de las vanidades de los aspirantes a concejales, consejeros, alcaldes, gobernadores, diputados, senadores y presidenciables anhelantes de sacrificarse por el país. Entonces los caciques quieren obligar por ley a los indios a ir a votar. 

Y las directivas partidistas se preguntan: ¿cómo decirles “sí” a todos los caciques y “no” a ninguno? La solución: ¡primarias! Ahí caben todos. Con ellas se safisface al creciente número de “figurábiles”que sueñan con las pantallas y trampolines para saltar al premio mayor, la Presidencia que creen que los espera  “Todas creíamos que íbamos a ser reinas.”

Como resultado, más y más elecciones, como si fueran a hacer crecer el PIB.. Y, además, han inventado un engendro de plebiscito para partir de cero con una nueva Constitución, el sueño máximo de los ineptócratas.

Entonces viene la vorágine: 30 de septiembre, declaración de candidaturas a primarias de alcaldes y gobernadores; 23 de octubre, plebiscito para derogar la Constitución; 29 de noviembre, primarias de alcaldes y gobernadores; 11 de enero, declaración de candidaturas  a alcaldes y gobernadores de los que hayan ganado en las primarias, y también de concejales; y, si en el plebiscito hubiere ganado el “Apruebo”, también elección de miembros de la Convención Constituyente. Después, 12 de abril elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y convencionales; 5 de mayo, declaración de candidaturas a primarias presidenciales y parlamentarias; 9 de mayo, segunda vuelta de gobernadores regionales; 23 de agosto, declaración de candidaturas presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales; 21 de noviembre, elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales y 19 de diciembre, segunda vuelta presidencial.

¿Y si en 2021, como 70 años antes, los indios aburridos con la hoguera de las vanidades y, sin decir “agua va”, le dan el triunfo a un duro bajo el mismo símbolo de la escoba y esta vez, al revés de entonces, éste cumple y los barre a todos?

Libertar.cl intenta proporcionar contenido relevante que refleje el gran respeto que Partido Independencia tiene por la verdad y la libertad. Si bien estamos sustancialmente de acuerdo con todos nuestros autores, no siempre reflejan los valores y principios del Partido Independencia. Visite el sitio web del Partido Independencia para obtener más información sobre nuestros principios y objetivos.