Hace semanas propuse una cura para el Covid-19 que ha sido exitosa en Japón, Taiwán, Singapur e Islandia, países que la aplican y casi no tienen el problema. La cura consiste en el uso de la Budesonida, un remedio para el asma recomendado por el doctor de Texas, Richard Bartlett, y aplicado por él con éxito del ciento por ciento, es decir, se han curado todos los pacientes de Covid-19 que ha tratado. El mismo remedio se aplica en los antes citados países que han superado el problema.

Los aportes de los lectores de este blog, Ricardo Fernández y Marcelo Jorquera, han puesto al alcance de los chilenos la Budesonida, que se vende en Santiago con el nombre de Aerovial ($7.000) y que el primero de los nombrados usa hace más de diez años; y también con el nombre de Budasmal, de otro laboratorio, que el segundo nombrado compra en $ 16.590. Este medicamento debe emplearse con asistencia médica, pero recordando lo que aconseja el doctor Bartelett quien, siguiendo la recomendación de su hijo, dedicado a combatir incendios forestales, dice que se debe “apuntar al origen del fuego”, es decir, en el caso del Covid-19, procurar que un respirador o nebulizador lleve el remedio al pulmón, donde eliminará la inflamación provocada por el virus y el paciente mejorará en pocos días.
Pero como los chilenos no me hacen caso, son los que más contagios tienen, según la información “Países Con Más Contagios” de “El Mercurio”, que este diario dejó de publicar hace días. “Mataron al mensajero”.
Hace unos días me dio risa que Meganoticias presentara, con carácter de “alarma mundial”, el caso de los Estados Unidos, que tiene 3.896.848 contagiados y 143.269 muertos por el coronavirus. Pero resulta que Estados Unidos tiene 11.769 contagiados por millón de habitantes y Chile 17.304, es decir, un 47 % más. Y los  norteamericanos tienen también menos muertos por millón de habitantes, 433, y nosotros 445. Meganoticias es un típico caso de los que ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
En su columna dominical en “El Mercurio” Hernán Büchi dijo que en el mundo fallecen 150 mil personas diarias, de las cuales 2.200 mueren por el Covid-19; 2.600 por el Sida; 26 mil de cáncer y 50 mil por problemas cardiovasculares. El coronavirus es la menor de las amenazas a la vida.
Días antes la TV chilena, tan anti Bolsonaro como anti Trump, se había dedicado a destacar el horror del Covid-19 en Brasil, hasta que se dieron cuenta de que ese país tiene sólo poco más de la mitad de contagiados por millón de habitantes que Chile y sólo 374 muertos por millón, contra 445 de Chile.
Chilenas y chilenos, háganme caso por una vez: reabran la actividad económica y curen el Covid-19 con Budenosida (Aerovial o Budasmal) llevándolo directamente a los pulmones con un nebulizador o aspirándolo de una cánula y dejen al país en condiciones de ser nuevamente arrasado por las hordas comunistas, sin autoridad, sin orden público y sin  futuro, por lo menos hasta que un nuevo presidente reemplace a Piñera  y ponga mano dura para terminar con un mal mucho peor que el coronavirus: el ideario de la violencia comunista.

Libertar.cl intenta proporcionar contenido relevante que refleje el gran respeto que Partido Independencia tiene por la verdad y la libertad. Si bien estamos sustancialmente de acuerdo con todos nuestros autores, no siempre reflejan los valores y principios del Partido Independencia. Visite el sitio web del Partido Independencia para obtener más información sobre nuestros principios y objetivos.