Como anuncié hace algunos días, este mes sobreviene el décimo cumpleaños de este blog, motivo por el cual haré un regalo a sus lectores: incorporaré a él mi último libro, “Miserias Morales de la Chilenidad Actual”, para que lo puedan leer “sin moverse de su escritorio” en sus ratos libres y así sentirse muy mal, si son chilenos. 

El año antepasado les regalé, sin motivo especial alguno, mi “Historia de la Revolución Militar Chilena 1973-1990”, pero no despertó mucho interés. De hecho, le ha ido mucho mejor en librerías, pese a ser un libro caro, de $25 mil pesos o más. 

Y en 2013, cuando se cumplían 40 años del milagro que salvó a Chile (he recordado que no ha sido el único y, sin ir más lejos, creo que la actual pandemia que ha erradicado la violencia ha sido otro más, lo cual ya he explicado días atrás acá mismo) publiqué otro libro mío en este blog, “Ni Verdad Ni Reconciliación”, bajo el título “El Libro de las Verdades Olvidadas”, justamente el 11 de septiembre de 2013. He comprobado recién que ha sido un éxito de lectura, pues ha recibido casi diez veces más visitas que un blog mío promedio (más de diez mil lecturas).

Fue en ese 40° aniversario de la segunda independencia de Chile, en 2013, que Piñera lanzó su inverosímil acusación contra quienes lo habían elegido (los de la derecha que no me hacen caso) llamándoles “cómplices pasivos” de uno o más delitos imaginarios. Porque este sujeto repite las consignas comunistas desde siempre y como si fueran propias y no trepida en insultar a quienes les debe todo, sus electores, con la misma facilidad con que olvida las promesas que les hace para que voten por él. Si no saben a qué me refiero, pregúntenles a los militares.

Este blog ha permanecido diez años porque yo tengo un secreto de sobrevivencia intelectual: me importa un rábano lo que piensen los lectores. Pues para lo único que sirve este blog es para publicar lo que pienso yo, cosa que siempre he hecho por mi sola cuenta. Tampoco me importa si muy pocos lo leen. Me basta con que lo haga uno solo, porque provoca contagio, pues la verdad es siempre incontenible, aunque comience por decirla apenas uno solo.

La prueba está en que las cosas que yo siempre he escrito sobre Sebastián Piñera hoy día las repite casi todo el mundo. Hasta mis adversarios políticos. Si no me creen, lean la columna del izquierdista Carlos Peña, en “El Mercurio” del domingo antepasado, “Piñera se Supera a Sí Mismo”, donde emite las mismas opiniones sobre el referido sujeto que este blog ha sostenido por diez años.

Durante los primeros seis, el diario digital “El Mostrador”, que es de izquierda, siempre reprodujo al menos semanalmente este blog. No me pregunten por qué, porque no lo sé. “El Mostrador” es muy leído. Más, me han dicho, que “El Mercurio” digital, “Emol.com”. Pero desde el sexto año del blog, que coincidió con el lanzamiento de la candidatura de Piñera a su segunda Presidencia, en 2016, “El Mostrador” no me publicó más. No averigüé el motivo, pero siempre he sospechado que alguien les hizo una oferta que no pudieron rechazar. Y mi sospecha se funda en que otro medio digital muy leído, que reproduce este blog religiosamente hasta hoy, “Chile Informa”, recibió la visita de un amigo mío, que es todavía más amigo de Piñera, para decirle que si dejaba de publicarme podría duplicar sus ingresos. Pero el dueño de “Chile Informa”, el periodista Fernando Martínez Collins, que es insobornable e íntegro, no sólo rechazó la oferta, sino que me informó de ella a mí.

Todo indica, pues, que este blog va a durar lo mismo que su autor, salvo que éste pierda la cabeza y se olvide de escribirlo bi o trisemanalmente, lo cual puede suceder.

En todo caso, feliz décimo cumpleaños y, si mi torpeza computacional lo permite, abran ustedes el regalo que espero incorporar en una siguiente edición, tal vez por etapas, entre el 19 (San Expedito y San Hermógenes) y el 23 de abril (San Jorge, nombre de mi padre), fecha del décimo aniversario de su primera aparición, el 23 de abril de 2010. 
                                                                                                         

Libertar.cl intenta proporcionar contenido relevante que refleje el gran respeto que Partido Independencia tiene por la verdad y la libertad. Si bien estamos sustancialmente de acuerdo con todos nuestros autores, no siempre reflejan los valores y principios del Partido Independencia. Visite el sitio web del Partido Independencia para obtener más información sobre nuestros principios y objetivos.